dimecres, 21 de maig de 2014

Lloré porque no tenía zapatos...


Lloré porque no tenía zapatos...
Hasta que vi un niño que no tenía pies.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada