divendres, 31 d’octubre de 2008

¿Eres Feliz?

En cierta ocasión, durante una elegante recepción de bienvenida al nuevo Director de Marketing de una importante compañía londinense, algunas de las esposas de los otros directores, que querían conocer a la esposa del festejado, le preguntaron con cierto morbo: ¿Te hace feliz tu esposo? ¿Verdaderamente te hace feliz?

El esposo, quien estaba en ese momento no estaba su lado, pero sí lo suficientemente cerca para escuchar la pregunta, prestó atención a la conversación e incorporó ligeramente su postura, en señal de seguridad, y hasta hinchó un poco el pecho, orgullosamente, pues sabía que su esposa diría que sí, ya que ella jamás se había quejado durante su matrimonio. Sin embargo, para sorpresa suya y de los demás, la esposa respondió con un rotundo

—No, no me hace feliz.

En la sala se hizo un incómodo silencio como si todos los presentes hubieran escuchado la respuesta de la mujer. El marido estaba petrificado. No podía dar crédito a lo que su esposa decía, y menos en un momento tan importante ara él. Ante el asombro del marido y de todos, ella simplemente se acomodó enigmáticamente sobre su cabeza su elegante chalina de seda negra y continuó:

—No, él no me hace feliz… ¡Yo soy feliz! El hecho de que yo sea feliz o no, no depende de él, sino de mí.

—Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad.

Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de otra persona, de otra cosa o circunstancia sobre la faz de esta tierra, estaría en serios problemas.

—Todo lo que existe en esta vida cambia continuamente: el ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podría decir una lista interminable.

—A través de toda mi vida, he aprendido algo: Yo decido ser feliz y lo demás son "experiencias o circunstancias", como ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar, y junto a mi esposo lo he vivido y practicado tantas veces... La felicidad siempre se apoyará en el verdadero perdón y en el amor así mismo y a los demás. No es responsabilidad de mi esposo hacerme feliz. Él también tiene sus “experiencias o circunstancias”, lo amo y el me ama, muy a pesar de sus circunstancias y de las mías. Para algunos divorciarse es la única solución; en realidad es la más fácil. El amar verdaderamente, es difícil, es dar amor y perdonar incondicionalmente, vivir, tomar las “experiencias o circunstancias” como son, enfrentarlas juntos y ser feliz por convencimiento.

Hay gente que dice:

—No puedo ser feliz porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque me insultaron, porque alguien ha dejado de amarme, ¡Porque alguien no me valoró! Pero lo que no sabes es que puedes ser feliz aunque estés enfermo, aunque haga calor, tengas o no dinero, aunque alguien te haya insultado, o alguien no te amó o no te haya valorado.

—¡Ser feliz es una actitud ante la vida y cada uno decide!


¡Ser feliz, depende de ti!

diumenge, 19 d’octubre de 2008

Sembrar para Luego Cosechar

Un agricultor, cuyo maíz siempre había obtenido el primer premio de la Feria del estado, tenía la costumbre de compartir sus mejores semillas de maíz con todos los demás agricultores de los contornos.
Cuando le preguntaron por qué lo hacía, dijo:
—En realidad, es por puro interés. El viento tiene la virtud de trasladar el polen de unos campos a otros. Por eso, si mis vecinos cultivaran un maíz de clase inferior, la polinización rebajaría la calidad de mi propio maíz. Ésta es la razón por la que me interesa enormemente que sólo planten el mejor maíz.
—Todo lo que das a otros te lo estás dando a ti mismo.

Anthony de Mello

dilluns, 13 d’octubre de 2008

Imaginación

En la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer. En realidad el verdadero autor era una persona muy influyente del reino y por eso desde el primer momento se procuró un chivo expiatorio para encubrir al culpable. El hombre fue llevado a juicio ya conociendo que tendría escasa o nula oportunidad de escapar al terrible castigo: ¡La horca!

El Juez también cuidó, no obstante, de dar todo el aspecto de un juicio justo, por ello dijo al acusado:

—Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del Señor vamos a dejar en manos de Él tu destino, vamos a escribir en dos papeles separados las palabras culpable e nocente. Tú escogerás y será la mano de Dios la que decida tu destino.

Por supuesto el mal funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda “culpable” y la pobre víctima, aún sin conocer los detalles, se daba cuenta que el sistema propuesto era una trampa. No había escapatoria. El Juez conminó al hombre a tomar uno de los papeles doblados. Éste respiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados y cuando la sala comenzaba ya a impacientarse abrió los ojos y con una extraña sonrisa tomó uno de los papeles y llevándolo a su boca lo engulló rápidamente. Sorprendidos e indignados los presentes le reprocharon airadamente:

—¿Pero qué hizo? Y ahora, ¿cómo vamos a saber el veredicto?

—Es muy sencillo —respondió el hombre—. Es cuestión de leer el papel que queda y sabremos lo que decía el que me tragué.

Con rezongos y bronca mal disimulada debieron liberar al acusado y jamás volvieron a molestarlo.

En los momentos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.

Pásalo a todos tus amigos, incluido quien te lo envió. Sacar una moraleja nunca viene mal y, además, si te lo devuelven, aunque sea una sola persona, sabrás que tienes un tesoro que debes conservar.

divendres, 10 d’octubre de 2008

¿La Felicidad es posible?

Publicado en el periódico digital y gratuito, 20 minutos el 12 de septiembre donde se hacen eco de la conclusión final a que llegaron los psicólogos en un curso de verano de la UNED.

Los psicólogos participantes en el curso de verano 'Aprendiendo a ser feliz', celebrado en la UNED de Pamplona, han concluido que la felicidad no sólo es posible, sino que además puede aprenderse y para ello es importante tener sentido del humor y saber valorar lo importante de la vida.

Hay que pedir a la vida lo que la vida puede dar, porque a veces le pedimos cosas excesivas

El doctor en Psicología y profesor de la Universidad Complutense de Madrid Javier Urra ha asegurado que, para ser feliz, "hay que pedir a la vida lo que la vida puede dar, porque a veces le pedimos cosas excesivas".

Además "hay que saber manejarse en el conflicto, porque la vida es conflicto y hay que hacer pareja de baile con la duda", asegura Urra.

El valor de las cosas sencillas

Urra, señala la UNED en un comunicado, considera que también es esencial "dar trascendencia a la vida y valorar lo importante" y en este sentido ha destacado que "lo importante puede ser, por ejemplo, un amanecer", ya que, aunque suene a tópico, "hay momentos que no se compran con dinero".

Aconsejan no obsesionarse con ser el mejor

El psicólogo, que ha subrayado que rehuye a los "agoreros, cenizos y agonías que parece que son felices machacándonos", ha recomendado volcarse en quien necesita apoyo y lo merece, porque "la suerte de poder ayudar es un lujo" y ha comentado que también es importante sonreír, porque "no hay mejor carta de presentación que una sonrisa".

Urra, que fue el primer Defensor del Menor en España y es patrono de UNICEF, ha aconsejado no obsesionarse con ser el mejor: "Buscar ser el mejor no es positivo. Hay que ser normal. Hay gente que quiere ser supermán, superwoman, superpareja, superpadre... Sea usted normal".

La psicóloga María Dolores Avia, de la Universidad Complutense de Madrid, ha resaltado en el curso que la felicidad "no sólo es posible, sino que, además, se puede aprender", mientras que su compañero Gonzalo Hervás, profesor del mismo centro académico, ante la pregunta de si el dinero da la felicidad, ha llegado a la conclusión de que no necesariamente se da esa relación causa-efecto.

dilluns, 6 d’octubre de 2008

Tal Vez


  • Tal vez yo envejezca demasiado rápido. Pero lucharé para que cada día haya valido la pena.
  • Tal vez yo sufra inumerables desilusiones en el correr de mi vida, pero haré que pierdan importancia ante los gestos de amor que encuentre.
  • Tal vez yo no tenga fuerzas para realizar todos mis ideales, pero jamás me consideraré derrotado.
  • Tal vez en algún instante yo sufra una terrible caída, pero no me quedaré por mucho tiempo mirando hacia el suelo.
  • Tal vez un día el sol deje de brillar, pero entonces me iré a bañar en la lluvia.
  • Tal vez un día yo sufra alguna injusticia,pero jamás asumiré el papel de víctima.
  • Tal vez yo tenga algunos enemigos, pero tendré humildad para aceptar las manos que se extendiendan en dirección mía.
  • Tal vez una de esas noches frías, yo derrame muchas lágrimas,pero no me avergonzaré por ese gesto.
  • Tal vez sea engañado inumerables veces, pero no dejaré de creer que en algún lugar alguien merece mi confianza.
  • Tal vez con el tiempo yo perciba que cometí grandes errores, pero no desistiré en continuar mi camino, tras corregirlos.
  • Tal vez con el correr de los años yo pierda grandes amistades, pero aprenderé que nunca perderé a los que realmente son mis verdaderos amigos.
  • Tal vez algunas personas me deseen un mal, pero continuaré plantando la semilla de la fraternidad por donde yo pase.
  • Tal vez yo quede triste al concluir que no consigo seguir el ritmo de la música,pero entonces, trataré que la música siga el compás de mis pasos.
  • Tal vez yo nunca consiga ver un arco iris,pero aprenderé a diseñar uno, aunque sólo sea dentro de mi corazón.
  • Tal vez hoy yo me sienta débil, pero mañana recomenzaré de nuevo, aunque sea de manera diferente.
  • Tal vez yo no aprenda todas las lecciones necesarias, pero tendré la conciencia que las verdaderas enseñanzas ya están grabadas en mi alma.
  • Tal vez yo me deprima por no ser capaz de saber la letra de aquella música, pero quedaré felíz con las otras capacidades que poseo.
  • Tal vez la voluntad de abandonar todo se vuelva mi compañera,pero en vez de huir, correré tras aquello que anhelo.
  • Tal vez yo no tenga motivos para grandes celebraciones,pero no me dejaré de alegrar con las pequeñas conquistas.
  • Tal vez yo no sea exactamente quien me gustaría ser...
  • Pero pasaré a admirar a quien soy. Porque al final sabré que, a pesar de mis defectos, soy capaz de construir una vida mejor.
  • Y si aún no me convencí de eso, es porque como dice aquel dicho: “Todavía no llega el fin”

recopilado y corregido por Manel Aljama

dimecres, 1 d’octubre de 2008

Pensamientos

"Un sueño que no se interpreta es como una carta que no se lee."
(El Talmud)

"Programa para hoy: espirar, inspirar, espirar."
(Buda)

"La actividad vence al frio. La quietud vence al calor."
(Lao Tse)

"Todos estamos de visita en este momento y lugar. Sólo estamos de paso. Hemos venido a observar, aprender, crecer, amar y volver a casa."
(atribuído a un aborigen australiano)

"El auténtico conservacionista es alguien que sabe que el mundo no es una herencia de sus padres, sino un préstamo de sus hijos."
(J.J. Audubon 1800)

EL VALOR DEL TIEMPO
"Ni con millones de monedas de oro se puede recobrar un solo instante de la vida. ¿Qué mayor pérdida, entonces, que la del tiempo gastado infructuosamente?
(Chanakya Pandita)

"La belleza , cuando está más adornada es cuando no lo está."
(San Jerónimo)

"Al principio son pequeños, pero en su dicurrir se hacen más fuertes y profundos, y una vez han empezado ya no tienen vuelta atrás. Así sucede con los rios, los años y las amistades."
(Antíguo versículo sánscrito)

"El Mundo no te debe nada. Estaba antes que tú."
(Mark Twain)

"El secreto de la salud, mental y corporal, está en no lamentarse por el pasado, preocuparse por el futuro ni adelantarse a los problemas , sino vivir sabia y seriamente el ahora."
(Buda)

"En lo que más se diferencian los pájaros del ser humano es en su capacidad de construir, pero dejando el paisaje como estaba."
(Rober Lynd)

"La belleza no es un atributo de las cosas en sí. Solo existe en la mente que las contempla.
(David Hume)

"Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos."
(La Biblia)

"Los que sueñan de día tienen conocimiento de muchas cosas que a los que sueñan de noche se les escapan."
(Edgar Allan Poe)

"La primera flor que floreció en la Tierra era una invitación a la canción aún no nacida."
(Rabindranath Tagore)

"No temas arriesgarte cuando un barco avanza, puede balancearse."
(Refrán chino)