dimarts, 22 de març de 2011

La escuela japonesa


Al empezar el curso escolar, como en muchos otros sitios, los escolares japoneses reciben junto con los libros, los cuadernos, los lápices y otros utensilios, lo que llaman "zokin". No es orta cosa que un conjunto compuesto por una balleta para limpiar y unos guantes de goma.

Así, con la periodicidad que marca el tutor; todos realizan así la "o-soji" (limpieza). De esta manera, las aulas y los pasillos están limpios y ordenados. No es de extrañar que no existan apenas casos de vandalismo en las aulas niponas. ¿Quién va a ensuciar algo que uno mismo tarde o temprano va a limpiar?

Otra ventaja es que de este modo sienten la escuela como propia. Como algo que les pertenece y que hay que cuidar. No es extraño que ante una catástrofe como la que ha vivido recientemente Japón, ya estén reconstruyendo lo que se ha llevado el agua y mantengan orden en una cola en las afueras de un supermercado que está medio derruido y sin productos.

Debemos sacar enseñanzas una vez más del noble y disciplinado pueblo japonés.

© Manel Aljama (marzo 2011)
© ilustración de autor desconocido.

2 comentaris:

  1. Recuerdo que cuando era pequeña en el cole nos hacían limpiar nuestro pupitre todas las semanas, y precisamente esa frase que destacas en tu texto estaba presente en mi...por no limpiar las rebeldes huellas de boli, ponía mucho cuidado en no mancharlo...Creo que estas costumbres ya no están de moda en nuestros colegios...
    Es una interesante reflexión la que nos proporciona tu texto.

    ResponElimina
  2. Hola Manel.
    Es una entrada molt bona, doncs es un reconoxement a l´orde i educació de les persones d ´aquest lloch tan danyat per el terratremol.

    Petons, Montserrat

    ResponElimina