dimecres, 17 d’agost de 2011

Sócrates, el triple filtro: Verdad, Bondad y Utilidad


En la antigua grecia, Sócrates, fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.
Un día, un conocido se encontró con el gran filósofo, y le dijo:
—Sabes lo que escuché acerca de tu amigo ?
—Espera un minuto —replicó Sócrates—. Antes de decirme nada, quisiera que pasaras un pequeño exámen. Yo lo llamo el examen del triple filtro.
—¿Triple filtro? —preguntó el otro.
—Correcto —continúo Sócrates—, antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir. Es por eso que lo llamo el “Examen del triple filtro”. El primer filtro es la VERDAD. ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?
—No —dijo el hombre—, realmente sólo escuché sobre eso y...
—Bien —dijo Sócrates—, entonces realmente no sabes si es cierto ó no. Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, el filtro de la BONDAD. ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?
—No, por el contrario…
—Entonces, deseas decirme algo malo de él, pero no estás seguro que sea cierto. Pero aún podría querer escucharlo porque queda un filtro, el filtro de la UTILIDAD. ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?
—No, la verdad que no.
—Bien —concluyó Sócrates—, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno e incluso no me es útil, ¿para que querría yo saberlo?

Me llegó en powerpoint.
Corregido y editado por Manel Aljama (agosto 2011)

2 comentaris:

  1. Siempre he encontrado muy sabio este diálogo de Sócrates y como se ve es muy vigente. Sobretodo cuando cualquier periódico escribe cualquier cosa sin la mínima constatación o contraste.
    Es bueno usar este filtro cada vez que alguien te venga con un rumor sobre amigos o familiares. He experimentado en carne propia como gente que yo creía amiga ha caído en la vanidad y en los rumores a los que se ha dado más importancia que todo lo hecho en años.

    ResponElimina
  2. Pues es verdad Manel.
    ¿Porque perder el tiempo escuchando chafarderías o hablar mal de otroa persona?
    Ya sabes que el criticar es el deporte nacional
    Una abraçada, Montserrat.

    ResponElimina