diumenge, 29 de juny de 2008

Para prolongar la vida

Tú eres lo que tú llegues a hacer de ti mismo.


  • Piensa
  • Reflexiona
  • Practica

Y ten presente estos consejos:

  1. Elimina de tu vida los números que no son esenciales. Esto incluye, edad, peso y altura. Deja que tu médico se preocupe por ellos. Para eso le pagas.
  2. Mantén amistades alegres. Los gruñones te bajan el ánimo.
  3. Intente aprendiendo cosas nuevas. Aprende más sobre computadoras, manuales, jardinería, lo que sea.
  4. Nunca permitas que tu cerebro sea holgazán. Un cerebro holgazán es la morada del demonio. Y el nombre de ese demonio es Alzheimer.
  5. Disfruta de las cosas simples.
  6. Ríe más a menudo, fuerte y por largo tiempo. Ríe hasta que te quedes sin aire.
  7. Las lágrimas son naturales. Súfrelo, laméntalo y luego sigue adelante.
  8. La única persona que estará contigo toda la vida, eres tú mismo. VIVE mientras tengas vida.
  9. Rodéate de cosas que amas, ya sea la familia, mascotas, música, plantas, pasatiempos, lo que sea. Tu casa es tu refugio.
  10. Celebra y disfruta de tu salud: si es buena, mantenla así. Y si es inestable, mejórala. Y si no está en tus manos mejorarla, busca ayuda.
  11. No te enrolles en un viaje de culpabilidad. Tómate un viaje a otro país, al centro comercial o a otro pueblo cercano, pero NO a donde te lleve la culpa.
  12. A las personas que amas, DÍSELO en cada oportunidad que tengas.
  13. Y SIEMPRE RECUERDA: La vida no se mide por los descansos que tomamos, sino por los momentos que te roban el aliento.

No todos son absoluta verdad pero unos cuantos consejos de estos son de verdad muy útiles.

dilluns, 23 de juny de 2008

Dejad de vivir anclados en el pasado

Agua pasada no mueve molino

Podemos convertirnos en víctimas mediante el procedimiento de concentrarnos en el pasado. Si otras personas están dispuestos a utilizar las referencias al pasado para manipularnos según les convenga, podemos trabajar para ganar en ese terreno.

Usted como muchos otros, vive sobre la base de creencias anteriores que ya ni siquiera aplican al momento presente. Cuando valoramos la influencia que el pasado ha ejercido en nuestras vidas, asegurémonos de no caer en la tentación de creer que el prójimo es responsable de lo que sentimos, de lo que hacemos o dejamos de hacer hoy.

Si usted es de las personas que se empeña en echarle la culpa de los problemas actuales a sus padres, a sus abuelos, a los tiempos difíciles o a lo que sea, grábese en su mente esta frase. Si mi pasado tiene la culpa de lo que soy actualmente y es imposible cambiar el pasado, ¿estoy sentenciado a permanecer como me encuentro ahora?

El hoy siempre es una experiencia importante y uno puede adoptar ahora mismo la decisión de tirar por la borda todas las cosas desagradables que recuerde de su pasado y hacer de este instante el mejor posible. La sencilla verdad acerca de sus padres es que ellos hicieron lo mejor que pudieron y punto. Si su padre era un alcohólico y le abandonó cuando era niño, si su madre era sobreprotectora y preocupada, entonces es que no sabían hacer otra cosa en aquel momento.

Sean cuales fueran las desgracias que le sucedieron en su juventud, es muy probable que usted las imagine hoy mucho más traumáticas de lo que fueron en aquel momento. Cada uno de nosotros debe asumir plena responsabilidad por su vida. Culpar a nuestros padres y al pasado equivale a no crecer, equivale a estancarnos. Lamentablemente eso es lo que muchos hacen.

Frases tales como: Mis padres eran irresponsables, Mis padres eran inhibidos, Mi madre era sobreprotectora, Mis padres no estaban al tanto de mis necesidades, Mi padre era demasiado riguroso, Mi padre me abandonó, Vivía en el campo y no tenía intimidad con nadie. Con todas estas frases, cualesquiera que sean las razones que usted elija, debe tener presente que no existen interpretaciones exactas del pasado de nadie.

Lo más que cualquier psicoterapeuta, psicólogo lo psiquiatra puede proporcionarle son suposiciones, porque no se conoce 100% el terreno de la mente humana. Estas suposiciones en todo caso van a promover su auto comprensión si cree que son acertadas. Los psiquiatras o los psicólogos no es infalibles, ni tiene en sus manos el conocimiento total de la mente. Dentro del terreno de la psicología hay muchas y muy buenas teorías, pero la psicología aún tiene indefiniciones y hay muchos conceptos diferentes. Lo más que hará un psiquiatra o un psicólogo es ayudarle a encontrarse a sí mismo con ayuda de algunas teorías, con algunas suposiciones de su conducta pasada.

En varias de sus obras Shakespeare alude a la necedad de consumirse uno mismo con el pasado. En un punto advierte: "Lo que ya ha pasado y no sirve de ayuda, no debe servir de aflicción". En otro de sus versos nos recuerda que las cosas que no tienen remedio, tampoco deben importarnos ya; lo hecho, hecho está.

El arte de olvidar es esencial para el arte de vivir. Todos esos espantosos recuerdos que tan cuidadosamente ha ido almacenando en su cerebro, distan mucho de merecer que los conserve. Como dueño y señor de lo que usted alberga en su mente, no tiene por qué elegir el conservarlos. Si le trataron de forma realmente horrible, aprenda de ello, prométase no tratar así a los demás y perdone en el fondo de su corazón a tales personas. Si no puede perdonar, será porque elige seguir tomando una posición lastimera que solo va a proporcionarle mayor tiranía. Pero si usted olvida y perdona, se beneficiará. De lo contrario, usted será la única persona que sufra con ello.

diumenge, 22 de juny de 2008

El miedo del miedo

Huy que miedo

Ser efectivo no constituye un don universal como tampoco la autoestima. No todas las personas son efectivas porque el miedo las paraliza, pero el miedo como algo objetivo no existe. El miedo es algo que radica en cada uno de nosotros.

Casi todas las razones que usted podría alegar para no operar desde la fortaleza conllevan una especie de temor al "¿Qué pasará si hago esto, o qué pasará si hago aquello?". ¿Cree usted que el miedo surge de la nada y le inmoviliza? Si le dijeran que buscara y trajera algo de miedo, podría pasarse la vida en ello y siempre regresaría con las manos vacías. Sencillamente, en este mundo el miedo no existe.

El miedo es algo que reside en nosotros mismos, es fabricado y alimentado por nosotros mismos y le permitimos que nos paralice. Se trata de algo que usted mismo se crea mediante el procedimiento de engendrar pensamientos temerosos y albergar temerosas expectativas.

Hay una serie de frases que demuestran el miedo:

-Fracasaré. La persona tiene la imagen clara del fracaso en su mente y por lo tanto se paraliza y no actúa. ¿Para qué actuar si voy a fracasar?
-Carezco de atractivo. Una idea muy subjetiva y por lo general basada en un concepto muy negativo de sí mismo.
-Me falta seguridad. Por supuesto, la seguridad es algo que yo creo o elimino de mí.
-Es posible que no les caiga bien. Otra idea muy subjetiva basada en lo que yo creo.
-Me sentiría demasiado culpable. Muy a menudo la culpabilidad nos paraliza y engendra temor.
-Lo perderé todo. Ahí está el temor evidente a arriesgarnos. En esta vida necesitamos arriesgarnos.
-Tal vez se molesten conmigo, tal vez se enfurezcan y se disgusten. ¿Y si se disgustan qué? ¿Soy yo importante como ser humano o no? Recuerde, no voy a tratar de violar los derechos de los demás ni pisotearlos, pero no puedo pasarme la vida tratando de complacer a todo el mundo.
-Puedo perder mi empleo. Esta idea le da el derecho a los demás a que nos utilicen por el miedo a perder el empleo.
-Si hago esto, probablemente sucederá algo malo. He aquí un pánico, un pavor interno basado en la nada.
-La conciencia no me dejará vivir. La conciencia en muchos aspectos es algo creado por nosotros mismos.

Aprender e intentar vencer el miedo

Si antes de lanzarse a correr un riesgo, usted debe tener la garantía de que todo le saldrá bien, es obvio que nunca va a abandonar el punto de partida. Sencillamente porque el futuro no tiene garantías para nadie. Esta es la realidad del mundo en que vivimos. No hay garantías o servicios que la vida pueda prestarle. Deseche todo pensamiento de temor si aspira usted a conseguir aquello que desea de la vida.

La vida no tiene garantías para nadie. El brillante autor y lexicógrafo inglés Samuel Jonson escribió: "Todo miedo es doloroso y cuando no conduce a la seguridad, es inútilmente doloroso". Por tanto, toda consideración por la cual puedan suprimirse los temores carentes de base, incorpora algo a la felicidad humana. Si sus temores carecen de base, son inútiles y eliminarlos resulta indispensable para su felicidad.

Usted no puede aprender nada, ni eliminar miedo alguno a menos que esté dispuesto a hacer algo. La acción es un antídoto para el miedo. La rehuyen por supuesto la mayoría de las víctimas que operan desde la debilidad, pero la máxima educativa que parece más razonable para estos casos es: "Cuando escuchamos algo lo olvidamos, si vemos algo lo recordamos, pero si hacemos algo lo comprendemos". Solamente se vence el miedo por medio de la comprensión y la comprensión solo llega por medio de la acción.

Imagine a una madre que le dice al niño: No te metas en el agua hasta que no sepas nadar. ¿Dónde está la lógica del aprendizaje? O, No trates de ponerte de pie hasta que hayas aprendido a caminar. O, No te acerques a esa pelota hasta que no sepas jugar fútbol. Si otras personas pretenden impedirle hacer algo y esperan que usted aprenda a hacerlo, tendrá que considerar el asunto como un problema de esas personas, porque es imposible aprender a menos que lo hagamos en el terreno de la práctica.

dilluns, 16 de juny de 2008

Veinte Reglas para la Vida

UNO
HAGA una pausa de mínima de 5 a 10 minutos por cada 2 horas de trabajo, a lo máximo. Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes.

DOS
APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.

TRES
PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.

CUATRO
CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por mas ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.


CINCO
OLVÍDESE de una vez por todas de que usted es indispensable en su trabajo, su casa o su grupo habitual. Por más
que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, salvo usted mismo.

SEIS
DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia.


SIETE
PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas.

OCHO
SEPARE los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.

NUEVE
INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.


DIEZ
EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.

ONCE
SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo, pero no es su propia identidad.

DOCE
COMPRENDA qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda.

TRECE
ES NECESARIO tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.

CATORCE
CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco y dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir la hora correcta.


QUINCE
NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo.

DIEZ Y SEIS
COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.

DIEZ Y SIETE
La RIGIDEZ es buena en las piedras pero no en los seres humanos.

DIEZ Y OCHO
Una hora de INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no deje pasar una buena oportunidad de divertirse.

DIEZY NUEVE
NO ABANDONE sus tres grandes e invaluables amigas. Intuición, Inocencia y Fe.

VEINTE
ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión....