dilluns, 31 d’octubre de 2011

Espejos de Regina Brett


Escrito de Regina Brett, con 90 años

Para celebrar la llegada a mi edad avanzada, escribí unas lecciones que me  ha  enseñado la vida.

La vida no es justa, pero aún así es buena.

La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a alguien.

No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.

Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí. Mantente en contacto.

No compares tu vida con la de otros. No tienes ni idea de cómo es su  travesía.

Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.

Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.

Si una relación tiene que ser secreta, mejor no tenerla.

Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o alegre.

Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda sólo depende de ti.

Cuando se trata de perseguir aquello que amas en la vida,  no aceptes un "no" por respuesta.

Sé excéntrico ahora. No esperes a ser viejo para serlo.

Perdónales todo, a todos.

Lo que las otras personas piensen de ti,  no te incumbe.

El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.

Por más buena o mala que sea una situación,  algún día cambiará. 

No te tomes tan en serio.  Nadie más lo hace.

No cuestiones la vida. Sólo vívela y aprovéchala al máximo hoy.  

Llegar a viejo es mejor que la alternativa.....morir joven.

Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.

Si juntáramos nuestros problemas y viéramos los montones de los demás, querríamos los nuestros.

La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que  necesitas.

Lo mejor está aún por llegar.  No importa cómo te sientas... arréglate y preséntate.

Todo lo que verdaderamente importa al final, es que hayas amado.

editado por Manel Aljama (Octubre 2011)

dissabte, 29 d’octubre de 2011

Deseo de Victor Hugo


Circula por la red en formato powerpoint está atribuido a Victor Hugo.

Te deseo primero que ames, y que amando, también seas amado. Y que, de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar, no guardes rencores. Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es, sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos, y que, incluso malos e inconsecuentes sean valientes y fieles, y que por lo menos haya uno en quien confiar sin dudar.

Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas. Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro

Te deseo además que seas útil, más no insustituible. Y que en los momentos malos, cuando no quede más nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante, no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene su placer y su dolor  y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste. No todo el año, sino apenas un día. Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen, y que te rodean, seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un perro, alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal, porque de esta manera, sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla, por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico. Y que por lo menos una vez por año pongas algo de ese dinero frente a ti y digas: "Esto es mío". Sólo para que quede claro quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno de tus defectos muera, pero que si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer, y que siendo mujer, tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y que cuando estén exhaustos y sonrientes, hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar, no tengo más nada que desearte.

Edición y revisión de ortografía, Manel Aljama (octubre 2011)

© Foto Manel Aljama (septiembre 2011)

dilluns, 24 d’octubre de 2011

Libro: El día de los reyes y otros cuentos


¡Por fin! Gracias al constante esfuerzo y al trabajo de cocina (impagable) de Ricardo Acevedo y Carmen Rosa Signes, acaba de salir el primer libro editado por miNatura. Son la antología de cuentos del primer concurso de relatos de terror cuyo premio era lo que todo escritor desea, ver su obra por pequeña que sea en un papel encuadernado que se llama libro...

El día de los cinco reyes y otros cuentos. Antología del Primer Concurso de Relatos de Terror miNatura

A la venta en este enlace El de los reyes y otros cuentos o directamente en la Librería Argot de Castellón:  (http://www.argot.es/)

Calle San Vicente, 16
12002  Castelló de la Plana 
Teléfono 964 250 498  Fax 964 240 386
Horario de 8:00  a 20:30 (abierto al mediodía)


Para acceder a la revista digital miNatura (Revista Digital de lo breve y lo fantástico): http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/

© Manel Aljama (octubre 2011)

diumenge, 23 d’octubre de 2011

La historia de Herbert


En una cena de beneficencia para una escuela de niños con capacidades especiales, el padre de un estudiante pronunció un discurso que nunca será olvidado por las personas que lo escucharon. Después de felicitar y exaltar a la escuela y a todos los que trabajan en ella, este padre hizo una pregunta: 

-Cuando no hay agentes externos que interfieran con la naturaleza, el orden natural de las cosas alcanza la perfección. Pero mi hijo, Herbert, no puede aprender como otros niños lo hacen. No puede entender las cosas como otros niños. ¿Dónde está el orden natural de las cosas en mi hijo?
La audiencia quedó impactada por la pregunta. El padre del niño Continuó diciendo:

-Yo creo que cuando un niño como Herbert, física y mentalmente discapacitado viene al mundo, una oportunidad de ver la naturaleza humana se presenta, y se manifiesta en la forma en la que otras personas tratan a ese niño".

Entonces contó que un día caminaba con su hijo Herbert cerca de un parque donde algunos niños jugaban baseball. Herbert le preguntó a su padre:

-¿Crees que me dejen jugar?

Su padre sabía que a la mayoría de los niños no les gustaría que alguien como Herbert jugara en su equipo, pero el padre también entendió que si le permitían jugar a su hijo, le darían un sentido de pertenencia muy necesario y la confianza de ser aceptado por otros a pesar de sus habilidades especiales. El padre de Herbert se acercó a uno de los niños que estaban jugando y le preguntó (sin esperar mucho) si Herbert podría jugar. El niño miró alrededor por alguien que lo aconsejara y le dijo:

-Estamos perdiendo por seis carreras y el juego está en la octava entrada. Supongo que puede unirse a nuestro equipo y trataremos de ponerlo al bate en la novena entrada

Herbert se desplazó con dificultad hasta la banca y con una amplia sonrisa, se puso la camisa del equipo mientras su padre lo contemplaba con lágrimas en los ojos por la emoción. Los otros niños vieron la felicidad del padre cuando su hijo era aceptado. 

Al final de la octava entrada, el equipo de Herbert logró anotar algunas carreras pero aún estaban detrás en el marcador por tres. Al inicio de la novena entrada, Herbert se puso un guante y jugó en el jardín derecho. Aunque ninguna pelota llegó a Herbert, estaba obviamente extasiado solo por estar en el juego y en el campo, sonriendo de oreja a oreja mientras su padre lo animaba desde las graderías. 

Al final de la novena entrada, el equipo de Herbert anoto de nuevo. Ahora con dos "outs" y las bases llenas, la carrera para obtener el triunfo era una posibilidad y Herbert era el siguiente en batear. Con esta oportunidad, ¿dejarían a Herbert batear y renunciar a la posibilidad de ganar el juego? 

Sorprendentemente, Herbert estaba al bate. Todos sabían que un solo "hit" era imposible porque Herbert no sabía ni como agarrar el bate correctamente, mucho menos pegarle a la bola. Sin embargo, mientras Herbert se paraba sobre la base, el "pitcher", reconoció que el otro equipo estaba dispuesto a perder para permitirle a Herbert un gran momento en su vida, se movió unos pasos al frente y tiró la bola muy suavemente para que Herbert pudiera al menos hacer contacto con ella. 

El primer tiro llegó y Herbert abanicó torpemente y falló. El "pitcher" de nuevo se adelantó unos pasos para tirar la bola suavemente hacia el bateador. Cuando el tiro se realizó Herbert abanicó y golpeó la bola suavemente justo enfrente del "pitcher". El juego podría haber terminado. El "pitcher" podría haber recogido la bola y haberla tirado a primera base. Herbert hubiera quedado fuera y habría sido el final del juego. Pero, el "pitcher" tiró la bola sobre la cabeza del niño en primera base, fuera del alcance del resto de sus compañeros de equipo. Todos desde las graderías y los jugadores de ambos equipos empezaron a gritar "Herbert corre a primera base, corre a primera", nunca en su vida Herbert había corrido esa distancia, pero logro llegar a primera base. Corrió justo sobre la línea, sobresaltado y con los ojos muy abiertos. Todos gritaban, "¡Corre a segunda!" recobrando el aliento, Herbert con dificultad corrió hacia la segunda base. Para el momento en que Herbert llegó a segunda base el niño del jardín derecho tenía la bola...el niño más pequeño en el equipo y que sabía que tenía la oportunidad de ser el héroe del día. Él podía haber tirado la bola a segunda base, pero entendió las intenciones del "pitcher" y tiró la bola alto, sobre la cabeza del niño en tercera base. Herbert corrió a tercera base mientras que los corredores delante de él hicieron un círculo alrededor de la base. Cuando Herbert llegó a tercera, los niños de ambos equipos, y los espectadores, estaban de pie gritando "¡corre a home! corre". Herbert corrió al 'home', se paró en la base y fue vitoreado como el héroe que bateó el 'Grand slam' y ganó el juego para su equipo. 'Ese día', dijo el padre con lágrimas bajando por su rostro, 'los niños de ambos equipos ayudaron dándole a este mundo un trozo de verdadero amor y humanismo'. 

Herbert no sobrevivió otro verano. Murió ese invierno, sin olvidar nunca haber sido el héroe y haber hecho a su padre muy feliz, haber llegado a casa y ver a su madre llorando de felicidad y ¡abrazando a su héroe del día! 

Edición y corrección de ortografía:Manel Aljama (octubre 2011)
© Circula en powerpoint sin autoría. He encontrado a Luís Castellanos como autor:
http://reflexionesdiarias.wordpress.com/2007/07/06/la-historia-de-herbert/

divendres, 21 d’octubre de 2011

Reflexión en Lisboa


Desde hace ya nueve años viajo regularmente a Lisboa por motivos de trabajo. En una de las primeras ocasiones (ya ha llovido desde entonces), un quiosquero maleducado me estafó el cambio y encima me abroncó!  La rabia fue momentánea. Ahora recuerdo que no me dejé llevar por la ira, simplente sentí pena porque la vida le acabaría tratando igual de mal que lo estaba haciendo conmigo.  Esta semana, la causalidad ha hecho que tuviese que reservar un hotel cerca. Ya no está el quiosquero y el quiosco está cerrado.

Lisboa es una capital con una luz especial, como lo son algunos de los amigos que tengo allí y también en Madeira, isla con la que tengo algo más que lazos familiares. Namasté.



© Manel Aljama (octubre 2011)

diumenge, 16 d’octubre de 2011

Las caricias de la vida


Me llegó por correo electrónico en forma de presentación. Agradecido, corrijo la ortografía y lo cuelgo.

¿Qué son las caricias de la vida?

Por ejemplo:
¿Quieres un café?
¿Estás cansado?
¿Puedo hacer algo por ti?
Una llamada telefónica, una carta, una pequeña sorpresa, una cariñosa invitación, un paseo juntos…
Es hacer cosas por el otro, sin razón, sin cálculo…
Es aceptar al otro como es…
Es escucharlo con afecto…
Es no presionarlo…
Es mirar al otro con los ojos del corazón, con los ojos del alma.
La palabra puede engañar, pero la mirada nunca miente…
Es, simplemente, estar ahí, no solo con el cuerpo, sino con el alma…
Es decir:  "Te quiero"
¿Por qué esperar a que una persona muera para decir que se la quería?
Es no juzgar, no criticar, no condenar.
Es ser capaz de decir: "Si hubiese estado en tu lugar, no lo habría hecho mejor".
Es poder decir sin envidia: "Es estupendo lo que has hecho".
Es tan sencillo como eso; no es nada complicado. 

Pero si no sentimos amor, nos falta todo en la vida. 
Cuando uno tiene el privilegio de querer y de ser querido, la vida es extraordinaria. 
El calor que irradia, la luz que invade el alma y hace brillar los ojos…
Comparte estas palabras con las personas a las que quieres.
Con las que de una forma u otra han dado felicidad a tu vida.
Con las que te hacen sonreír cuando lo necesitas de verdad.
Con las que te hacen ver el lado bello de las cosas cuando estás en tus horas más bajas.
Con las que quisieras decirles cuánto aprecias su afecto y su amistad.
Pero si no haces nada, no te in quietes, nada malo te sucederá; solo perderás una oportunidad de iluminar el día a alguien con un mensaje de cariño.

Editado por Manel Aljama (octubre 2011)

dilluns, 10 d’octubre de 2011

dijous, 6 d’octubre de 2011

La pérdida de valores en la sociedad


Gracias a la amabilidad de todo el equipo del programa Luces en la Oscuridad de Punto Radio me metí en el compromiso de hacer una pequeña reflexión sobre la pérdida de valores en nuestra sociedad.  De este programa que presenta y dirige Pedro Riba ya he hablado en otras ocasiones en este blog y hay un enlace en la columna izquierda. 

Dicen que las casualidades no existen (aunque no soy determinista). Relacionados con Luces en la Oscuridad me vienen a la memoria dos buenos libros que invitan a la reflexión, que aportan sabiduría y que se complementan. Ya he hablado de ellos en este blog pero voy a insistir:
  •  "Remedios para Alma"  de Pedro Riba, es un comendio de filosofía y concocimientos ancestrales escrito en forma didáctica para todos los públicos.  
  • Bendito Karma de Salvador Badillo, que "ya conocía" de unos DVD de coaching, un libro práctico y útil para llevar siempre en el bolsillo. 
Volviendo a la radio: Afortunadamente las cosas que se me quedaron en el tintero, por lo ajustado del tiempo, las supo sacar con profesionalidad Pedro y "lo peor" es que me puso a prueba haciéndome leer un cuento que fuese corto pero que yo no me había preparado pues todas mis notas iban sobre valores y para nada pensé en "hablar de mi libro".  La fortuna quiso que encontrase "No tienen alma" que pude leer creo que decentemente.

En este enlace se puede escuchar y/o descargar el audio.  Pérdida de Valores en la sociedad. Entrevista a Manel Aljama.   Prometo intentar hacerlo mejor la próxima vez. Agradecido.


© Manel Aljama (octubre 2011)
© Manel Aljama, foto de Asclepi. Empúries

dissabte, 1 d’octubre de 2011

No te merece...

Este texto lo he recogido de Facebook, donde circula:


No te merece quien, con su indiferencia, te hace sentir invisible y ausente, sino quien, con su atención, te hace sentir importante y presente. 
No te merece quien te ilusiona con lo que dice y luego te desilusiona con lo que hace, sino aquel que "dice" menos y "hace" más.... 
No te merece quien sólo te busca cuando te necesita, sino quien siempre está a tu lado cuando sabe que lo necesitas. 
No te merece quien te hace estar triste y llorar, sino aquel que te alegra y hace sonreír...

Todo el mundo quiere tener un amigo pero pocos se toman la molestia de ser uno... 


Autora del texto, Sabrina Malerba (2010)
Editado por Manel Aljama (ocutbre 2011)
© Foto Manel Aljama (sept 2011): 
Ruinas de la que probablemente es la primera ciudad de la Península Ibérica fundada por los griegos y que se conserva.